Alimentación y Sexualidad

Si tenéis una saludable alimentación, todo esto con lleva estar sanos, tener energía y sentirse bien con uno mismo y tener energía para estar bien el día a día. Pero también es importante para poder tener el mejor deseo sexual, y también es importante tener las necesidades básicas cubiertas, como el descanso, tener energía y sobre todo no sentirse enfermos. Si todo esto es al revés si nos encontramos mal, cansados y no tenéis energía, es normal para no tener deseo sexual, parece todo esto ficción pero es todo de verdad.

 

Han hecho varias investigaciones que todo esto se relacionan con el buen estado de ánimo y sobre todo con el deseo sexual, si nos sentimos bien es mucha más probable tener deseo sexual más vivo. Por lo contrario si os sentís deprimidos, todo esto influye negativamente en el deseo, siendo el ejemplo más extremo de la depresión clínica. Todas esas personas que tienen depresión, es una incapacidad que hace de no tener ningún deseo por ninguna actividad en su día a día o con la pareja, incluso no tener placenteras relaciones eróticas.

 

Como ya sabemos hay muchos alimentos denominados afrodisiacos que pueden subir el deseo sexual. Pero dice un estudio que dice no hay alimentos que por el mero hecho de consumirlos produzcan deseo sexual o interés por el sexo más allá del poder placebo o de cabeza. Esto es así porque el deseo erótico es algo complejo.

 

La forma más sencilla es alimentarse bien, hacer ejercicio y estar sanas y sanos aunque son factores necesarios e importantes, es muy importante para garantizar una vida sexual satisfactoria. De hecho, la mayoría de personas que acuden a consultas de sexologia son personas jóvenes y con unos buenos hábitos más bien saludables, así tener una relación sexual y así probar en nuestra vida sexual cosas y productos nuevos no solo lo afrodisiacos sino también con juguetes sexuales.